10 cosas que saber antes de hacer el camino de Santiago

Estás listo para embarcarte en la aventura de tu vida y descubrir porque todo el mundo quiere hacer el Camino de Santiago. Descubrirás algunas cosas increíbles, sobre todo si planeas lo imprescindible. Si haces el viaje organizado deja al menos alguna aventura no planificada. ¡Pero por supuesto deberías prepararte para no tener sorpresas negativas!

Desde la misma meta del Camino, Santiago de Compostela, hemos preparado una lista de 10 cosas que debes saber antes de partir. ¡Buen camino!

  1. ¿Cómo llego al inicio de mi aventura? ¿Cómo reservo un autobús o un tren? ¿Qué sitio web uso?

Normalmente la mejor y más económica manera de llegar a tu destino de partida, especialmente si estás empezando en St. Jean Pied-de-Port en Francia es en autobús. Alsa es la principal empresa de autobuses que da servicio en el Camino de Santiago. Atención: si tu tarjeta es extranjera no podrás comprar fácilmente billetes en esta web así que os recomendamos www.goeuro.es . Para el tren ya sabes que tenemos Renfe, que es el sistema ferroviario nacional en España: www.renfe.com

  1. ¿Cuánto cuesta ésto?

Planearía unos 30-35 euros por persona y día. Puedes hacerlo más barato si te gusta cocinar ¿Quién tiene ganas de cocinar después de caminar 30 km? Bueno… hay gente y sobre todo si haces cenas comunales. Nosotros recomendamos comer de menú la comida principal y de bocadillo la cena. Cuenta con una media de 10 euros por noche para el albergue, 9 euros para un menú del peregrino y el resto para café, desayuno, aperitivos, …y productos farmacéuticos.

  1. ¿Debo dedicar algún tiempo a acondicionarme?

A pesar de la emoción y que al principio nos encontramos bastantes frescos hay quien recomienda tomar el primer día e incluso la primera semana de forma más lenta. No te presiones como hacemos muchos peregrinos, incluido yo mismo. Tu cuerpo necesita tiempo para adaptarse a tal aumento en la actividad física. No fuerces desde el primer día ya que puedes producirte una lesión que pagues el resto del Camino. También te decimos, sobre todo si empiezas en SJPP… ¿cómo se empieza lento en los Pirineos?

  1. ¿Debo reservar alojamiento con antelación?

Pues depende de la época del año en que te lances a la aventura. A pesar de las advertencias en las guías y en muchos sitios web y foros de Camino de Santiago, no hay necesidad de llamar con anticipación y reservar un lugar para permanecer en su viaje a menos que camines en Agosto (demasiada ocupación) o en plena temporada baja (hay muchos albergues cerrados, aunque siempre suele haber alternativas). Hay quien deja el alojamiento como parte de la aventura ‘sin plan’ del Camino de Santiago. Nosotros recomendamos reservar el mismo día por la mañana… sólo por si acaso.

  1. ¿Algún consejo para evitar aglomeraciones o problemas de alojamiento?

Además de la que ya te hemos dicho de reservar, aunque sea en el mismo día, evita quedarte en los principales pueblos hacia el final, en los que típicamente son fin de etapa. Si quieres evitar las aglomeraciones entonces te recomendamos que te quedes en las aldeas pasadas o antes de las paradas principales que figuran en la mayoría de las guías. Servicios hay ya en todos los pueblecitos del Camino de Santiago, pero ten en cuenta que en alguna época del año esto podría ser un poco… aburrido. Estudia bien en que pueblecito decides quedarte.

  1. ¿Cómo debo desayunar para aguantar mejor la etapa?

Te recomendamos que evites la opción de incluir el desayuno que te ofrecen algunos albergues en el camino. Por lo general son extremadamente básicos (tostadas o cereales mantequilla y café no excesivamente bueno…) y no vale la pena el dinero. Compra el día anterior algo de fruta y frutos secos o unos bollitos artesanos en los pequeños supermercados y tan pronto tengas ocasión tomate un café con leche y compleméntalo con algo de lo que te ofrezcan. Aunque no tengas costumbre de empezar así el día, te aseguramos que enseguida lo tomaras como habito en el Camino.

  1. Los tapones para los oídos, ¿realidad o leyenda urbana?

¡Asegúrate de llevar tapones para los oídos! Nunca, nunca lo olvides. Como alternativa tienes los auriculares de tu móvil. Nosotros usamos tapones para los oídos todas las noches. Incluso si tenéis la suerte de estar en una habitación con poca gente, al menos una persona siempre ronca.

  1. ¿Cómo evitar los chinches?

Desafortunadamente las chinches son un problema creciente en el Camino de Santiago. Ni bueno ni malo. Si apoyamos la mochila en el suelo se meten y te los llevas de viaje contigo. Buscan principalmente el calor de nuestro cuerpo y ya está: no es una cuestión de falta de higiene ni personal ni de los albergues. Te recomendamos que en verano lleves contigo un saco-sabana ya que es mucho más fácil de lavar y secar que un saco de dormir. Si quieres puedes llevar contigo un repelente de insectos que puedes comprar en cualquier farmacia, pero cómpralo solamente cuando el problema ha aparecido…para que cargar antes.

  1. ¿Cómo lavar la ropa en el Camino?

Normalmente tenemos dos opciones de hacer la colada. O bien se realiza en un pilón o lavabo o podemos pagar por el servicio de lavadora y secadora que actualmente hay en muchísimos albergues. Para abaratar el servicio júntate con otros peregrinos para poner una lavadora y secadora. Consigue una pequeña botella de detergente en polvo o líquido y asegúrate de llevar unas pinzas para que tu ropa no se suelte con el viento e incluso puedas llevarla colgada de la mochila.

  1. ¿Debo andar siempre con agua encima?

No es necesario llevar una botella grande de agua. Para los muy bebedores recomendamos como mucho las botellas de 750 ml, que además muchas de ellas tienen un diseño deportivo. Hay muchas fuentes de agua a lo largo del camino y raro es el tramo que no da servicio suficiente para varios rellenos de agua. El agua pesa mucho y es un peso que podemos evitar!