25 cosas que deberías hacer para ser un peregrino total en el Camino de Santiago francés

El Camino de Santiago es un lugar para encontrarse y perderse. Es un espacio para llegar solo y terminar rodeado de amigos para toda la vida. Es ideal para disfrutar de los paisajes, deleitarse con la gastronomía y conocer gentes de todas partes. Nunca una rutina repetida cada etapa en el Camino de Santiago era tan diferente cada nuevo día. Aquí os dejamos parte de esa bendita rutina para que nos digas cuántos de estos puntos has completado o cuantas veces debes volver al Camino para conseguir ser un peregrino global del Camino francés:

1.- Subirte en el Artieda hasta Roncesvalles y compartir un taxi a SJPP.

2.- Cruzar los Pirineos.

3.- Atravesar el puente en Puente La Reina.

4.- Irte de Pintxos por Pamplona y de Tapas por Logroño, el Barrio Húmedo o el Franco.

5.- Subir la Sierra del Perdón y sacarte la foto con las esculturas.

6.- Visitar las grandes catedrales de Burgos, León y Santiago de Compostela.

7.- Pasear entre los viñedos de La Rioja y (p)robar uvas si vas en la época adecuada.

8.- Ya te has explotado las ampollas con aguja e hilo?

9.- Echar de menos no hacer autostop en la N-120 a su paso por la zona de Palencia.

10.- Arrepentirte de haber traído tanto peso en la mochila.

11.- Visitar el Palacio de Gaudí en Astorga.

12.- Disfrutar de un paseo en chanclas después de una buena ducha.

13.- Dejar una piedra en la Cruz de Ferro después de cargar con ella durante toda la subida desde Foncebadón.

14.- Untarse los pies en vaselina y darte un masaje en las piernas con alguna crema milagrosa.

15.- Buscar tu ciudad y cuantos kilómetros quedan hasta ella en el Albergue de Manjarín.

16.- “Disfrutar” de la subida por La Faba hasta O Cebreiro.

17.- Sacarte una foto con una vaca.

18.- Visitar la palloza-museo en O Cebreiro y comer tu primer pulpo á feira, que para eso ya estás en Galicia.

19.- Llegar a Portomarín a través de la escalinata y salir al día siguiente entre la niebla.

20.- Comer tu segundo pulpo á feira, que para eso ya estás en Melide.

21.- Entrar en el Obradoiro a través del arco escuchando al gaiteiro, emocionarte al ver la catedral ya casi sin andamios y tumbarte en el suelo a disfrutar de la fachada y pensar en los kilómetros y experiencias vividas.

22.- Ir a Misa del peregrino, hacer la visita de los tejados y ver volar el Botafumeiro.

23.- Ver amanecer en el Camino.

24.- Ver atardecer en Finisterre.

25.- Llegar a tu casa para lavar una camiseta y una muda de ropa interior como al final de cada etapa, tomarte una clara o un vino como al final de cada etapa, comer un bocadillo de embutido envasado o una lata de atún como al final de cada etapa,… bendita rutina.

Si quieres saber más sobre nosotros envíanos un correo a info@wayandgocompostela.com