nutrición

¿Qué comida llevar en tu mochila de peregrino?

Categorías: Etiquetas: ,

Queremos hablaros de la importancia de una buena alimentación durante vuestra aventura en el Camino de Santiago. Lo primero de todo debéis tener en cuenta que ni vais a la guerra ni a cruzar el desierto o la selva: hay que alimentarse bien e hidratarse mejor, pero sin llevarlo al extremo.

Todas las rutas del Camino de Santiago cada vez cuentan con más servicios y los imprevistos cada vez son menos. De todas formas, siempre es bueno contar con una pequeña selección de alimentos de los que echar mano en cualquier momento.

¿qué alimentos podemos incluir en nuestra mochila? Pues frutos secos, pasas, higos, chocolate, barritas de cereales y algo de pan, embutido y queso. ¡Ojo! No estamos diciendo que llevéis todo esto, es solo una recomendación de los que podéis llevar y que aguantan bien el almacenamiento y el calor de una mochila.

Así mismo, además de agua también podéis incluir batidos o zumos con leche principalmente para primeras horas de la mañana. Recordad no cargar con bricks o botellas grandes, ya que todo aporta peso a vuestra espalda.

Es importante en el Camino comer poca cantidad, aunque sea a menudo. Empezad el día con un desayuno lo más completo posible basándonos en lácteos, hidratos de carbono y algo de fruta. No le pongáis hora a la comida: es mejor hacer la comida fuerte del día al terminar la caminata ya que no es del todo recomendable caminar con la tripa llena. Por la noche ya veréis como os pide el cuerpo una cena más ligera.

Si en la vida diaria nos recomiendan beber un litro y medio o dos, en el Camino de Santiago debemos hidratarnos como mínimo el doble. No esperéis a llevar largo rato caminando para beber hasta saciarnos (no es bueno esperar ni llenarnos). Llevad con vosotros una botella de plástico de 0,5 l o de las deportivas que suelen incluir 0,75 l. Si esperáis una temporada de mucho calor podéis contar con un termo de aluminio que os aguante un poco más fresca el agua. Aunque no se recomienda el alcohol para recuperarnos al finalizar la etapa… ¡qué bien sienta una clara de limón o gaseosa en una terraza después de la ducha!

Permitidnos finalizar con 2 últimas recomendaciones:

  1. Haced al menos una comida completa al día basada en hidratos de carbono y proteínas
  2. No dediquéis el Camino de Santiago a hacer la Operación Bikini: si coméis sano y andáis los kilómetros diarios que os pida el cuerpo ya notareis una ligera mejoría sin necesidad de quitaros alimentación de la boca.